Mónica Ramirez Mescua

Soy Mónica Ramirez, mamá de un jovencito empático, con buenos sentimientos y sensible.

Cuando recibí el diagnóstico de mi hijo hace 15 años, poco se sabía sobre el TEA muchos colegios me cerraron las puertas, o se excusaban con el “no estamos preparados para trabajar con niños TEA”.
Mi hijo estaba en el limbo, llegué al colegio Maria Nicole y recibieron a mi niño con mucho amor y profesionalismo, me sentí escuchada y comprendida.
Mi hijo avanzó a su ritmo y poco a poco ahora; ¡está en la promoción!
Muy agradecida con los profesionales del colegio.

Colegio María Nicole © 2024. Todos los derechos reservados.